Las agencias inmobiliarias nunca tienen tiempo libre. Cuando no están cerrando una transacción de compraventa, tienen que captar nuevos inmuebles para su cartera, o hacer visitas y enseñar pisos a clientes potenciales. A todo esto hay que añadir otras tareas como responder a emails, ordenar el papeleo, o contestar al teléfono.

Además, la mayoría de agencias inmobiliarias en España no supera los 3 empleados. Imagina repartir todo este trabajo entre sólo tres personas– en lugar de centrarse en una única tarea, cada empleado tiene que cambiar de rol varias veces al día.

¿Y cómo se puede poner orden en todo este caos? La solución es utilizar un CRM inmobiliario.

¿Qué es un CRM inmobiliario?

Un CRM (en inglés, Customer Relationship Management) es una herramienta de gestión que te ayuda a organizar la comunicación con tus clientes y poner orden en tu empresa. Te sirve para saber qué ha ocurrido con cada cliente, quién ha hecho qué, y cómo repartir el trabajo entre el equipo.

En otras palabras, es una herramienta para vender más.

Los CRM genéricos se centran sobre todo en la parte de ventas. Normalmente te dan la posibilidad de crear un embudo de conversión, enviar emails directamente desde la herramienta a tus clientes, o de tener un calendario donde ver todas las tareas del día. Pero en el caso de las agencias inmobiliarias, un CRM puede hacer mucho más.

Un CRM pensado para inmobiliarias

Las inmobiliarias no sólo tienen que vender; también hay que captar nuevos inmuebles (el producto), y encontrar contactos potenciales (la prospección). Y un CRM enfocado al mundo inmobiliario tiene que cubrir esas necesidades.

Por ejemplo, en Hemtown puedes hacer muchas otras cosas aparte de vender:

  • Imprimir los carteles de tu escaparate sin recurrir a Photoshop
  • Revisar inmuebles incompletos o que necesitan datos
  • Controlar la publicación de tus inmuebles en portales
  • Gestionar tu página web inmobiliaria

En general, un CRM inmobiliario es más bien una herramienta de productividad completa, que te facilita la gestión y el día a día en al agencia inmobiliaria. Pero, ¿vale la pena?

¿Vale la pena usar un CRM?

El principal objetivo de un CRM es ahorrarte tiempo, y por tanto dinero. Puesto que el activo más valioso en tu empresa es el tiempo del que dispones, cuanto más eficiente seas, más dinero podrás generar.

Así que para saber si te conviene utilizar un CRM inmobiliario, sólo tienes que echar cuentas. Bastaría con saber cuánto cuesta una hora de tu tiempo, y ver cuántas horas te puede ahorrar un CRM como Hemtown al mes.

Por ejemplo, digamos que tu coste por hora es de unos 25€, teniendo en cuenta una jornada de 8 horas, y 20 días al mes. Aquí se incluyen todos los gastos de tu inmobiliaria:

  • Alquiler de la oficina y materiales
  • Costes de portales inmobiliarios y marketing
  • Nóminas y costes adicionales de tus empleados
  • Gasolina, desplazamientos, comidas, etc…

Si contratar el CRM inmobiliario te cuesta unos 70€ al mes, bastaría con que esa herramienta te ahorre unas 3 horas al mes para que no suponga ningún coste. Es más, utilizar un CRM sería una ganancia, ya que podrías tener más tiempo para vender más casas con menos esfuerzo.

La pregunta que queda es, ¿me puede ahorrar tiempo un CRM?

Las ventajas de utilizar un CRM inmobiliario

Como he mencionado antes, un CRM enfocado al sector inmobiliario hace mucho más que vender. También te ayuda a controlar tu catálogo de propiedades, publicarlas en portales automáticamente, y mucho más.

Por ejemplo, aquí tienes una lista de todo lo que puedes hacer con Hemtown:

Ventaja #1: Comunicación con tus agentes inmobiliarios

Lo más importante para tu equipo de trabajo es la comunicación interna. Si uno de tus empleados no sabe lo que hacen los demás, difícilmente podrás cerrar ventas de forma ágil. Y por el contrario, si hay un exceso de comunicación se hace difícil trabajar debido a las constantes interrupciones.

Un CRM hace que tus empleados puedan crear un historial de actividades, y que más adelante cualquier persona pueda entrar y comprobarlo. Algo parecido a una agenda, pero inteligente.

La gran ventaja de esto es que te ayuda a mejorar tu capacidad cognitiva. En lugar de tener que memorizar lo que tienes que hacer durante la semana, puedes anotarlo todo en la herramienta y olvidarte de ello sin miedo,

Así, cuando hables con un cliente que no has visto desde hace meses, podrás saber en dónde te has quedado.

Ventaja #2: Publicación a portales inmobiliarios

Una de las tareas más importantes en una agencia inmobiliaria es publicar en los principales portales inmobiliarios. Son una fuente importante de clientes potenciales, y para ello tienes que asegurarte de publicar todos los inmuebles que puedas.

Pero publicar uno a uno en Idealista, Fotocasa, Habitaclia, o Kyero es mucho trabajo. Imagina mantener una cartera de 300 inmuebles y tener que saber en todo momento qué has publicado y en qué sitio. Por si eso fuera poco, imagina tener que añadir un inmueble nuevo tantas veces como portales has contratado. No es divertido.

En Hemtown, la herramienta que más tiempo (y dinero) ahorra es la publicación automática a portales inmobiliarios. En lugar de ir a cada portal y añadir la información a mano, sólo hay que crear el inmueble en Hemtown, y marcar la casilla de publicación.

Al hacer esto no sólo puedes ahorrar innumerables horas de trabajo, sino que también evitas errores humanos. Si por accidente introduces los datos equivocados en un portal, es poco probable que te des cuenta. Pero si usas un CRM sólo tienes que mantener una única lista de inmuebles.

Ventaja #3: Revisión de propiedades incompletas

Además de publicar rápido, también hay que publicar bien. Un portal inmobiliario le da prioridad a los inmuebles que tienen mucha información, buenas fotos, y en general son más completos.

Pero eso no siempre ocurre en una inmobiliaria. Hay veces que se introduce información incompleta en una propiedad nueva, o que hay pocas fotos disponibles. Cuando esto ocurre, a veces es fácil olvidarse de completar los datos antes de publicar.

Aquí es donde el CRM te notifica cuando una propiedad está incompleta, o ha sido rechazada por un portal. En lugar de tener que supervisar la calidad de tu cartera constantemente, la herramienta lo hace por tí.

Ventaja #4: Cruce de demandas

Un elemento esencial de vender casas es poder cruzar clientes potenciales con los inmuebles de tu catálogo. Es posible que alguien entre en tu oficina pidiendo una casa con detalles concretos, y que necesites mostrarle todo lo que tienes en tu catálogo con esas características.

Dependiendo del tamaño de tu cartera, esto puede tomar un buen rato. Pero con un CRM puedes conseguir una selección de inmuebles con sólo crear la ficha del cliente, en el momento. Además, puedes comparar propiedades por su ubicación, tamaño, y otros factores que de otra forma sería muy laborioso.

Ventaja #5: Impresión de carteles para tu escaparate

Aparte de vender, una inmobiliaria también tiene que dedicarse a mantener su catálogo de propiedades. Eso significa quitar casas vendidas y añadir nuevas promociones a tu escaparate. También implica crear fichas imprimibles para dar a tus clientes durante una visita.

Normalmente, para hacer esto tendrías que utilizar un programa de edición fotográfica como Adobe Photoshop, y componer cada ficha manualmente. Esto lleva mucho tiempo, ya que Photoshop no está pensado para crear documentos rápidamente.

Un CRM inmobiliario como Hemtown te aporta varios modelos que puedes utilizar para crear fichas de forma instantánea. Sin tener que hacer edición fotográfica, sin gastar horas. Sólo hay que elegir el modelo que más te guste (vertical, horizontal, con muchas fotos…), y descargarlo en un clic.

La gran ventaja de generar carteles de esta forma es que también los puedes personalizar según el momento. Puedes quitar el logo para que los utilice otra inmobiliaria, o incluir el certificado energético cuando sea necesario.

Pero ante todo, es una clara mejora comparado con editar tus propios carteles a mano.

Ventaja #6: Gestionar tu página web

La página web de tu inmobiliaria es un canal más de comunicación, al igual que son los portales o las vallas publicitarias. Con ella puedes conseguir leads y clientes potenciales, y bien utilizada puede convertirse en uno de los activos más importantes de tu empresa.

Normalmente, un CRM genérico no se ocupa de gestionar páginas web. Pero en el caso de las inmobiliarias es diferente, ya que también albergan tu catálogo de inmuebles.

En el caso de Hemtown, puedes crear tantos sitios web inmobiliarios como quieras. Los sitios que creas con Hemtown son totalmente configurables y te dan libertad para personalizar su apariencia, páginas estáticas, e incluso montar un blog.

La gran ventaja de todo esto es que tienes las ventajas de un gestor de contenidos como WordPress, pero mucho más optimizado y sencillo de utilizar.

En lugar de tener que lidiar con el mantenimiento de la página, la gestión de publicaciones, o tener que contratar a un diseñador, lo tienes todo al alcance para hacerlo tu mismo. Sin tener que programar, claro está.

Prueba ya un CRM inmobiliario

Como puedes ver, un CRM inmobiliario puede aportar mucho a la productividad de una agencia. Además de ayudarte a vender más, también te facilita la gestión del día a día, te aporta herramientas útiles, y mucho más.

En general, te ayuda a recuperar tiempo y hacer que tu trabajo valga mucho más.

Si quieres probar un CRM como Hemtown, puedes registrarte en unos pocos segundos y probarlo ya mismo aquí:

Prueba Hemtown

¿Y tú? ¿Estás usando ya un CRM inmobiliario?