En España hay decenas de miles de agencias inmobiliarias. Algunas son grandes empresas que cierran múltiples ventas cada día, mientras que otras son más modestas y se conforman con unas pocas operaciones al año.

Además de eso, montar una inmobiliaria cuesta poco y se puede hacer con pocos recursos. En el mercado inmobiliario se puede emprender por cuenta propia y sin hacer una gran inversión, así que cada día hay más competencia.

¿Entonces, cómo es posible diferenciarse ante frente a otras inmobiliarias?

Con el branding inmobiliario, por supuesto.

¿Qué es el Branding Inmobiliario?

Si estuvieras pensando en comprar un piso, ¿qué es lo primero que harías? La gran mayoría de la gente en España optaría por hacer una de dos cosas:

  • Entrar en Idealista o Fotocasa
  • Buscar en Google y aterrizar en uno de estos dos sitios

Los portales de Fotocasa e Idealista son un claro ejemplo de Branding Inmobiliario– sus nombres suenan por todas partes y son los portales de referencia para encontrar casas en venta.

Hay muchos otros portales inmobiliarios con una oferta similar– Habitaclia, Spainhouses, Yaencontré, Pisos, Globaliza… pero el branding de los dos primeros hace que se queden en segundo plano para muchos.

Por eso, a día de hoy puedes ver vallas publicitarias de este estilo:

Este es un gran ejemplo de branding– se trata de un anuncio que no te vende nada, sino que hace acto de presencia para recordarte que Idealista existe. Que está ahí para cuando tengas que comprar o vender casa.

El objetivo de este anuncio es capturar lo que se conoce como mind share, que es la lista de marcas en las que la gente piensa cuando tiene que hablar de un producto. Por ejemplo, para referirnos a un pañuelo solemos decir Kleenex, y cuando hablamos de una fiambrera ahora se dice Tupperware.

Esto no es por simple casualidad, sino el resultado de la estrategia de marketing y branding que han hecho estas marcas para estar siempre en nuestro día a día. Y el resultado se aprecia en las ventas.

El branding ayuda a vender más

El branding es una forma de hacer que tu marca sea conocida y tenga una buena reputación. Es una forma de diferenciarte de la competencia sin tener que reducir tus precios, y además generar confianza con mayor facilidad.

¿Y cómo se puede hacer branding inmobiliario?

La forma más sencilla de pensar en el branding es que debe ser una pieza integral de tu estrategia de marketing inmobiliario. No sólo estás vendiendo casas, sino también una experiencia a través de tu marca.

Por ejemplo, en lugar de vender casas con piscina estás vendiendo privacidad y lujo. En lugar de vender pisos en pleno Madrid, vendes un estilo de vida urbano y en el centro de todo.

Hacer branding significa darle valor al nombre de tu empresa, para que pueda convertirse en una ventaja competitiva a largo plazo. Esto no es algo que se puede conseguir en unos pocos meses– si lo que buscas es diferenciarte, deberás dedicarle mucho esfuerzo y tiempo.

Cómo hacer branding inmobiliario para tu agencia

Al igual que con el marketing, tu inmobiliaria puede hacer uso de muchos canales para transmitir tu marca. No sólo basta con tener una página web y unos colores corporativos; también tienes que ponerte delante de tus compradores potenciales.

1. Crea una marca memorable

Para hacer branding inmobiliario, lo primero es tener una identidad clara y bien definida.

No todas las inmobiliarias venden lo mismo, ni tienen los mismos valores al tratar con sus clientes potenciales. Por eso, antes de empezar a vender debes tener claro qué es lo que ofreces– recuerda que no estás vendiendo pisos, estás ofreciendo experiencias.

La mayoría de la gente no busca cerrar la venta en sí, sino tener una vida mejor.

Para eso, hay que ir más allá del logotipo de tu empresa. Algunas de las cosas que deberías tener en cuenta son:

  • Tu propuesta de valor: ¿Qué ofrece tu servicio que otras inmobiliarias no?
  • Tu tono de voz: ¿Cómo te comunicas con tus clientes?
  • Las expectativas: ¿Que puede esperar el cliente de tí?

Estos elementos deberían estar presentes en todos los aspectos de tu empresa. Desde tu estrategia para encontrar al cliente perfecto, hasta la forma de cerrar nuevas ventas. La personalidad que tiene tu marca debería ser parte incluso de tu página web, con un carácter bien definido.

Por ejemplo, la marca de Hemtown la hemos diseñado a medida desde el primer momento. Está pensada para transmitir confianza, una temática clara, y sobre todo un tono informal:

La idea general de crear una marca es que el cliente sabe qué esperar de ti.

2. Conviértete en un referente de tu sector

La razón por la que la gente recurre a tí para vender sus pisos es por el valor añadido que aportas. Puede que sea por la información que le das al propietario sobre el sector, el tiempo que le ahorras gestionando la venta de la casa, o la asesoría que le das durante el proceso.

Del mismo modo, los clientes potenciales pueden decidirse a comprar por las facilidades que les das. Cuando acompañas a un comprador potencial durante todo el proceso y le das un gran servicio, estás diferenciándote de la competencia.

Parte de una buena estrategia de branding inmobiliario consiste en dar soluciones a tus futuros clientes. La gente tiene muchas dudas cuando compra una casa:

  • ¿Estoy pagando un buen precio?
  • ¿Cómo funciona el proceso de venta?
  • ¿Qué debo tener en cuenta para hacerlo todo bien?

Si te conviertes en un asesor inmobiliario capaz de resolver todas estas dudas, estarás generando una buena reputación y fortaleciendo tu marca.

3. Crea un blog inmobiliario

El blog inmobiliario es una herramienta muy flexible que te puede ayudar a generar awareness— hacerte conocido en Internet y posicionar tu inmobiliaria en Google. Para muchos, es la principal herramienta para recibir más visitas en la página web.

Pero además de generar nuevos contactos, también es una forma muy efectiva de hacer branding.

Dicho de una forma muy simple, la razón por la que un blog atrae visitas es porque ofrece contenidos relevantes y de calidad. Si eres capaz de dar respuesta a las preguntas más típicas que tienen tus clientes potenciales, es más propable que puedas posicionar en los resultados de Google.

Al ofrecer este valor añadido, tu marca se transmite a los visitantes de tu página. Puede que no les interese comprar un piso en este momento, pero aún así estás haciendo branding al ponerte delante de tanta gente como sea posible. A largo plazo, eso te sirve para ganar presencia y confianza.

4. Participa en las redes sociales

Además del blog, también puedes echar mano de las redes sociales para transmitir tu marca.

En Hemtown, nuestra estrategia de redes sociales consiste en transmitir nuestros contenidos para conseguir tráfico web y visitas. Pero además, consiste en hacer relaciones con gente relevante: otros profesionales del sector, empresas con una presencia activa, gente de la zona…

El objetivo es generar lo que se conoce como engagement– estar en constante comunicación con tus usuarios y generar movimiento. El engagement es lo que hace que tus artículos y publicaciones sean compartidos.

5. Ofrece un servicio diferenciado

Otra de las formas de potenciar tu marca personal inmobiliaria es con tu propio servicio. Al igual que en otros sectores, dejar a tus clientes contentos te puede aportar nuevos referidos y volumen de negocio.

Para esto, puedes incorporar tu marca a cada paso del servicio– añadir tu logo y tu identidad a los documentos que le entregas a un cliente, dejar notas… pero sobre todo, debes ir un paso más allá a la hora de servir al cliente.

Esto lo puedes hacer a partir de tu estrategia de marketing inmobiliario— si tienes un blog y una comunidad de usuarios activa, podrás saber qué es lo que realmente quiere la gente. Y con esos datos en mano, podrás anticiparte a lo que el cliente necesite de tí.

Conclusión

El branding inmobiliario no es algo que se pueda conseguir de la noche a la mañana– se trata de una estrategia a largo plazo para generar confianza y darle credibilidad a tu marca.

Pero los resultados valen la pena. Una marca que trabaja su imagen puede generar muchas más ventas con facilidad, y eso le da una ventaja competitiva frente a los demás.

¿Y tú? ¿Estás trabajando tu estrategia de branding inmobiliario?