Para conseguir clientes, una agencia inmobiliaria tiene varias opciones. Una de ellas es recurrir a los portales inmobiliarios– hemos hablado de ellos en varias ocasiones y son una forma sencilla de pagar por contactos.

Otra forma de hacerlo es a través de tu propia página web– la gente visita tu sitio, se interesa por tus propiedades, y te manda solicitudes de contacto para que les des más información.

El problema es que para eso tu página web debe recibir visitas. Y para ello necesitas hacer posicionamiento SEO.

¿De dónde vienen las visitas a tu página web?

Antes de saber cómo conseguir visitantes para tu página web, primero debes saber de dónde proviene la gente que visita tu sitio web. Normalmente, las visitas se consiguen de tres formas diferentes:

  • Apareciendo en los resultados de búsqueda de Google
  • A través de un enlace en otra página web, o en redes sociales
  • Escribiendo directamente la URL en el navegador

También existen otras formas (como por ejemplo, haciendo clic en una newsletter), pero éstas son las principales fuentes de visitas para una página web.

Y la más importante es sin duda aparecer en Google.

Cómo hacer que tu inmobiliaria aparezca en Google

La razón por la que la gente entra a tu página web es por sus contenidos.

Cuando alguien busca algo en Google, lo hace para informarse, educarse, entretenerse, o inspirarse. Es decir, busca un contenido que responda a sus necesidades. Algunos quieren pasar un rato divertido, mientras que otros buscan una respuesta a sus preguntas.

El caso es que cada búsqueda que se hace en Google tiene un propósito.

Google sabe esto de sobra, y por eso ordena sus resultados de búsqueda para que los que considera más útiles aparezcan primero. Si un resultado no demuestra ser útil, pierde posiciones y desaparece.

El diseño de tu página web no es tan importante

A Google le da igual si tu página es bonita o tiene un gran diseño. Lo mismo con la marca– el objetivo es ser relevante, no impresionar a tu visitante con efectos visuales. Por eso, el diseño de tu página no te ayuda a posicionar.

El posicionamiento de tu inmobiliaria en Google dependerá del contenido de valor que puedas aportar a tus visitantes. Si eres capaz de saber qué están buscando tus usuarios, lograrás aparecer en Google. Si no, otros te sacarán ventaja.

Cómo posicionar tu inmobiliaria en Google en 4 pasos

Posicionar en Google es, en teoría, bastante simple. La idea general es que debes convertirte en un lugar de referencia para la gente que busca tus productos. En este caso, inmuebles en venta o en alquiler.

Pero aunque la idea es sencilla, la ejecución requiere perserverancia, esfuerzo, y sobre todo tiempo. No se puede posicionar de forma orgánica en Google de la noche a la mañana– se tiene que hacer un trabajo constante durante al menos un año para ver resultados notables.

La recompensa, sin embargo, vale la pena. Una inmobiliaria que esté bien posicionada de forma orgánica puede generar muchos contactos al día sin tener que invertir nada, además de potenciar su marca gracias al branding inmobiliario.

Vamos a echar un vistazo a la estrategia que deberías seguir para posicionar tu inmobiliaria en Google:

Paso 1: Encuentra tus palabras clave

Lo primero es saber en qué búsquedas de Google deseas aparecer. El buscador funciona a base de palabras clave; cada palabra clave es una búsqueda concreta, como por ejemplo ‘Pisos en Barcelona‘ o ‘Casas de campo en Alicante‘.

Así que hay que encontrar las búsquedas que realizan tus clientes potenciales.

Para una inmobiliaria, esto es muy fácil. Tu propia cartera de propiedades es la que te dice qué palabras clave deberías posicionar, en base al tipo de viviendas, la localización, o el estilo de vida que ofreces.

Por ejemplo si tus inmuebles son principalmente chalets que se encuentran en la Costa Blanca, algunas de las palabras clave que deberías usar son:

  • chalets baratos en santa pola
  • venta de chalets en la costa blanca
  • chalets con piscina en benidorm

Como puedes ver, hay muchas combinaciones y la lista puede ser muy larga. Esto es normal, ya que te interesa aprovechar la cola larga de las búsquedas.

Utiliza las palabras clave de nicho

Algunas palabras clave son más difíciles de posicionar que otras, pero la regla general es que cuanto más generalistas sean, más difícil será. Esto es porque las búsquedas generalistas tienen mucho más tráfico web, y por tanto mucha más competencia.

Por ejemplo, si buscas Pisos en Madrid, verás que las primeras páginas están totalmente ocupadas por los principales portales inmobiliarios. Pero si buscas ‘Casas de campo con piscina en Benitachell‘, verás que hay menos anuncios y más variedad.

Tu objetivo debe ser específico, para tener menos competencia y posicionar con facilidad. Lógicamente estas búsquedas tan específicas se utilizan menos, pero te siguen aportando visitas que buscan exactamente lo que tienes. Si además consigues encontrar búsquedas que coinciden con el cliente perfecto de tu inmobiliaria, mejor aún.

Con todo esto en mente, deberías hacer una lista de al menos 50 palabras clave para posicionar.

Paso 2: Optimiza los contenidos de tu página web

Una vez que tienes tu listado de palabras clave, ahora debes optimizar tu página web.

Debes incluir estas keywords dentro de las páginas de tu sitio, para que Google vea de qué trata tu página y te incluya en los resultados de búsqueda concretos. Esto parece fácil, pero debes tener en cuenta varios detalles:

  • Debes incluir estas palabras de forma natural. Si abusas de ello, Google lo sabrá y te puede llegar a penalizar.
  • Debe haber variedad en tus palabras, utilizándolas de forma intercalada y razonable.
  • Debes utilizarlas de forma consistente, a ser posible enlazando a otras páginas de tu sitio.

En resumen, debes escribir como si lo hicieras para tus clientes, pero teniendo en cuenta las palabras clave que quieres posicionar. Es un trabajo de balancear tu posicionamiento SEO y al mismo tiempo aportando contenidos que tus clientes encuentren útil.

Las etiquetas de título y descripción

Además de añadir las palabras clave en tus contenidos, también debes hacer uso de las etiquetas de título y descripción. Estas etiquetas se utilizan en el código de una página HTML y en realidad son metadatos– información que describe los contenidos de esa página concreta.

Dicho de una forma simple: es información extra que ayuda a Google a saber de qué trata tu página.

Cuando haces una búsqueda, estas etiquetas se corresponden con el titular y la descripción de cada resultado de búsqueda, así que son muy importantes:

Las web de Hemtown te permiten añadir toda la información necesaria para posicionar.

La forma de modificar estas etiquetas dependerá de la herramienta que utilices para gestionar tu página web. Por ejemplo, si utilizas Hemtown tendrás estos campos listos para usarse junto al contenido de cada página.

Al igual que con tus contenidos, debes emplear tu lista de palabras clave e incluirlas dentro de los títulos y descripciones. Procura hacerlo de forma natural y que sea relevante para el visitante.

Paso 3: Crea contenido de calidad

Con sólo tener una página web optimizada no es suficiente, porque necesitas crear mucho, mucho contenido.

Tu página web necesita posicionar en muchas palabras clave de cola larga si quieres atraer visitas– es decir, tienes que tocar muchos temas diferentes sobre el sector inmobiliario. Y para hacer eso, lo mejor es crear un blog.

Cómo posicionar un blog inmobiliario

Como hemos dicho antes, el objetivo de Google es dar respuestas a los usuarios que hacen una búsqueda. Así que tu objetivo debe ser responder esas preguntas, y atraer la atención de un posible comprador.

Crear un blog sobre tu inmobiliaria te da la oportunidad de publicar contenidos interesantes para los que buscan casa. Piénsalo: un particular no suele tener mucha idea de cómo proceder con la venta de una vivienda, así que hay que guiarle paso a paso.

Aquí tienes un ejemplo del tráfico web que se puede generar con un año de publicaciones.

En muchos casos, la gente busca y consulta muchas preguntas en Google antes de lanzarse a comprar, así que es una buena oportunidad para posicionarte por esos términos de búsqueda. Por ejemplo, puedes probar a posicionar en búsquedas como éstas:

  • ¿Cuántos impuestos se pagan al comprar una casa?
  • ¿Cómo puedo conseguir una hipoteca al 100%?
  • ¿Vale la pena comprar, o alquilar?

Precisamente, ésta es la estrategia que estamos utilizando en Hemtown para conseguir más visitas. Puesto que nuestros clientes son las inmobiliarias, creamos contenidos que un agente inmobiliario puede encontrar útil y nos posicionamos en los resultados de búsqueda de Google.

En tu caso, tu blog debería estar planteado con tus clientes en mente. Para eso, lo mejor es poner en marcha una buena estrategia de contenidos inmobiliarios.

Paso 4: Promociona tus contenidos

Los tres pasos anteriores son la idea general a seguir. Primero, encontrar las palabras clave por las que te gustaría posicionar. Después, optimizar los contenidos que ya tienes. Y además, crear nuevos contenidos con el objetivo de atraer a tus clientes potenciales.

El último paso consiste en publicitar los contenidos que ya has creado para atraer visitas y empezar a generar movimiento. Google está muy pendiente de lo que se publica en tu página web, así que poco a poco verá que estás generando contenidos de calidad.

Y para promocionarte, la forma más fácil consiste en echar mano de tus perfiles sociales.

Redes sociales para inmobiliarias

Las redes sociales como Facebook, Twitter o Linkedin son muy útiles para promocionar tus nuevos artículos del blog. Si tus contenidos resultan interesantes, tienen el potencial de ser compartidos por la comunidad y alcanzar a más gente.

Una parte de tu estrategia para posicionar en Google debería consistir en trabajar tus perfiles sociales y atraer seguidores. Así, cuando publiques una actualización, tendrás la oportunidad de mostrarlo ante cientos de personas sin esfuerzo.

Eso sí: siempre hay que ser relevante.

Hacer social media no significa publicitar tus inmuebles a la venta sin más. Con eso no atraerás lectores interesados ni seguidores, porque es básicamente hacer spam. En su lugar, el objetivo es aportar material de interés para que la gente sepa que eres una fuente fiable de contenidos.

Email marketing inmobiliario

Otra forma de promoción es utilizar tu lista de correo para hacer email marketing inmobiliario. Algo que deberías hacer desde el primer momento es captar los emails de tus visitantes en el blog, y obtener su consentimiento para que les envíes newsletters.

Así, cuando publiques algo nuevo en el blog podrás avisar a mucha gente de forma inmediata, y darle un empujón sin esfuerzo adicional.

El email marketing no sólo te sirve para tener más visitantes, sino también para entablar relación con tus contactos. Es una de las herramientas más potentes que hay, ya que en cuanto tu lista crezca, tendrás una base de datos de gente que puede estar buscando casa.

Posiciona tu agencia inmobiliaria

Ahora ya sabes cómo se posiciona en Google.

No es tarea fácil. De hecho, es un trabajo constante y que debe hacerse durante mucho tiempo, pero los resultados valen la pena.

Una página web bien posicionada puede mantenerse en las primeras páginas de google durante bastante tiempo, y es una fuente constante de visitas. Además, las inmobiliarias que se posicionan en Google gozan de una buena imagen de marca, ya que se convierten en un referente para la gente que busca piso.

¿Y tú? ¿Has empezado ya tu estrategia de posicionamiento?