El marketing inmobiliario ha consistido durante mucho tiempo en salir a buscar clientes a la calle. Para captar nuevos inmuebles hay que encontrarlos primero, y para vender esos inmuebles a particulares tocaba buscar gente interesada.

Pero, ¿y si se hicieran las cosas a la inversa? En lugar de buscar tú mismo a los clientes, puedes hacer que los clientes te encientren a tí. Esta es la principal estrategia que utilizan los portales inmobiliarios para atraer posibles compradores. Y tú puedes lograr lo mismo montando un blog.

¿De que me sirve tener un blog inmobiliario?

Seamos sinceros: La principal razón por la que la gente visita las páginas web es porque buscan un contenido que les interesa. Nadie se queda en el sitio web de tu inmobiliaria por su diseño o los colores, ni siquiera por su marca. Sólo lo hace porque tiene un listado con las casas que están buscando.

En otras palabras, tu catálogo de inmuebles una forma de contenido relevante.

Un blog funciona de forma similar: la idea es crear una serie de contenidos útiles para el tipo de persona que compra tus casas, y hacer que vengan a tí en lugar de salir tú a buscarlos. A la larga, se trata de una forma más eficiente de atraer clientes potenciales.

Crea contenidos relevantes para tu cliente

Cuando una persona se interesa en comprar una vivienda, le pueden surgir muchos tipos de preguntas:

  • ¿Cuánto tengo que poner para una hipoteca?
  • ¿Qué es lo que tengo que mirar en un buen piso?
  • ¿Qué zona es la mejor?
  • ¿Me conviene un tipo de casa u otro?

La gente suele consultar todas estas preguntas en Internet. Así que si ofreces todas las respuestas posibles, tu inmobiliaria será el primer sitio web que visiten. Eso se traduce en más visitas para tu página, y por tanto más clientes potenciales– las cuales pueden resultar en ventas para tu inmobiliaria.

Crear un buen blog no es fácil

Antes que nada, debes tener clara una cosa: posicionar un blog inmobiliario en Google no es tarea fácil.

Se trata de una inversión a largo plazo, que puede tardar al menos uno o dos años en dar sus frutos. Y también hay que esforzarse de forma constante en aportar contenidos de calidad.

Pero ahí está la gracia.

Un blog bien posicionado te puede aportar clientes de manera constante, además de potenciar tu marca y ayudarte a ser una referencia en tu sector.

La estrategia de contenidos: cómo posicionar un blog inmobiliario en Google

Crear un blog inmobiliario no es cuestión de publicar cualquier tipo de contenidos. En lugar de eso, primero debes crear una estrategia de contenidos, al igual que harías para tu negocio.

La estrategia de contenidos es el plan que deberás seguir para saber qué es lo que debes publicar, con qué frecuencia, y para quién lo publicas. Es lo que te permitirá crear un contenido de calidad que la gente desee consumir, atrayendo a los visitantes correctos y que tienen más posibilidades de convertirse en clientes.

Crear una estrategia de contenidos para tu blog inmobiliario es un tema que da mucho de qué hablar, pero se podría resumir en 4 pasos principales:

1. Conoce a tus clientes: ¿quién compra tus casas?

Lo primero es saber a quién le estás vendiendo.

Seguramente estarás pensando que tu cliente es sencillamente “cualquier persona que busca comprar casa”, pero hay que profundizar bastante más. Con una generalización tan simple no es suficiente.

Dentro del grupo de gente que busca un piso o una casa, hay muchos nichos diferentes:

  • Gente jubilada que busca casa de retiro frente al mar
  • Jóvenes que quieren un piso asequible en el centro urbano
  • Familias con hijos que necesitan piscina y urbanización

…y muchos más. Si tienes mucha experiencia como agente inmobiliario, sabrás que cada casa está pensada para un tipo específico de persona.

Analiza tu cartera de inmuebles existentes, e intenta averiguar el perfil de tu cliente ideal. Para eso, puedes probar a anotar las características que lo definen:

  • Cuánto dinero tiene
  • Qué localización busca
  • El estilo de casas que busca

Para hacer esto, prueba incluso a ver el perfil de tus clientes existentes. Si las casas que vendes son de una misma zona, es probable que la gente que ya ha comprado casa sea el tipo de cliente que buscas captar.

No importa si no aciertas del todo, ya que esto lo podrás afinar con el paso del tiempo. Recuerda, esto es una carrera de fondo.

2. Prepara tu calendario editorial inmobiliario

Una vez conozcas el tipo de cliente que quieres atraer, es hora de planificar tus contenidos. Recuerda, la gente sólo visitará tu página web si tiene contenidos de interés para ellos– es decir, contenidos relevantes.

Y para crear contenido relevante, debes planificarlo todo con un calendario editorial.

El formato de tu calendario es libre: puedes usar un documento de texto, una hoja de Excel, o incluso un bloc de notas en papel. Mi formato favorito es una simple tabla de Excel, ya que permite llevar control de todo lo que se escribe. Ante todo, cuanto más sencillo sea tu sistema, mejor.

En tu calendario editorial deberías incluir como mínimo los siguientes datos:

  • Título: el título del contenido que piensas crear.
  • Descripción: de qué vas a hablar, y los temas que va a tocar para futura referencia.
  • Formato: si se trata de un artículo, un vídeo, una presentación, etc…
  • Fecha: Cuándo se va a publicar esta pieza de contenido.
  • Canal: el canal donde lo publicarás, como por ejemplo el blog, YouTube, redes sociales, etc…
  • Estado: si está por empezar, en progreso, o terminado

3. Empieza a crear contenidos

Ahora es momento de crear tus contenidos. Con tu calendario editorial a mano, podrás ir añadiendo ideas sobre nuevos contenidos– estos pueden ser artículos de texto, videos, podcasts, o cualquier otro elemento que se te ocurra. Incluso una newsletter, si hace falta.

Lo importante es tener clara una frecuencia de publicación. Los visitantes de tu blog apreciarán la consistencia de los artículos y volverán a visitarte si saben cuándo publicas, así que planifica una cierta cantidad de contenidos por semana.

La frecuencia de publicación depende de tí y los recursos que tengas para ello. Puede que tengas a una persona dedicada exclusivamente para ello y puedas lanzar 3 artículos por semana. O puede que estés solo ante el peligro y tengas que limitarte a un artículo al mes.

Pero ante todo, siempre asegúrate de crear contenidos interesantes, bien elaborados, y que tus visitantes aprecien. Eso te ayudará a crear un público leal, y aumentar la cantidad de visitas que recibes.

4. Sé consistente, observa el crecimiento del blog, y haz mejoras

Como he mencionado antes: un blog inmobiliario es una maratón, no un sprint. Se trata de un trabajo continuado y constante, que da sus frutos poco a poco.

Conforme vayas publicando en el blog, verás que las visitas suben gradualmente. Y utilizando esa informacion sobre tus visitantes, deberías hacer mejoras en tus contenidos:

  • Reedita artículos populares para crear valor
  • Enlaza las piezas de contenido poco visitadas
  • Investiga sobre el tipo de artículos que más triunfan

Procura ser consistente y dedicarle tiempo al blog de tu inmobiliaria, y no tengas miedo de cambiar tu estrategia de contenidos en cualquier momento.

Aquí tienes un ejemplo del tráfico web que se puede generar con un año de publicaciones.

Es casi 100% seguro de que no acertarás a la primera, así que tienes que hacer pequeños ajustes hasta dar en el clavo. Llegará un momento en el que tus visitantes estarán encantados con la clase de contenidos que publican– y eso puede conllevar más ventas de pisos sin depender de los portales inmobiliarios.

Empieza a montar ya tu blog inmobiliario

Como puedes ver, crear un blog inmobiliario no es sencillo, pero puede dar grandes frutos si eres consistente y perseverante. La mayor ventaja de tener un buen posicionamiento no son los ventas que conseguirás, sino el branding que viene asociado con ser una referencia del sector.

Convertirse en una de las principales referencias te abrirá muchas puertas, sin duda.

¿Has empezado ya a montar tu blog inmobiliario?